Homes Of The Jungle ¿vivirías en un lugar así?


Esta historia trata de personas y de sus casas, pero tiene un importante déficit de glamour. Sus protagonistas no enganchan al público: no tienen recursos, no visten con estilo, ni tan siquiera cuidan su aspecto físico o su higiene. Por no tener, esta gente no tiene ni derechos. Pero lo curioso es que viven en una comunidad de propietarios (Europa) que presume de libertades y derechos humanos; un lugar proclive a la literatura y la ciencia ficción.

Alquilan sus casas para sacar una perrillas y pasar esta mala racha. Si quieres alquilar una de ellas, su precio oscila entre los 9 y 40 £ / noche. Las que te presentamos están en el campamento de refugiados sirios de Calais – Francia-, pero hay una amplia oferta disponible, de características similares, en otros tantos “destinos turísticos”. Eso sí, tendrás que reservar cuanto antes, la demanda es amplia y… estarán disponibles por tiempo limitado.

home_of_the_jungle_help_refugees_P1060236 home_of_the_jungle_help_refugees_P1060552 home_of_the_jungle_help_refugees_P1060301 home_of_the_jungle_help_refugees_P1060296 home_of_the_jungle_help_refugees_P1060248 home_of_the_jungle_help_refugees_P1060243 home_of_the_jungle_help_refugees_P1060453 Homes Of The Jungle campaña concienciación crisis refugiados Help Refugees charity Homes Of The Jungle campaña concienciación crisis refugiados Help Refugees charity Homes Of The Jungle campaña concienciación crisis refugiados Help Refugees charity home_of_the_jungle_help_refugees_P1060465 home_of_the_jungle_help_refugees_P1060439
 
Efectivamente, se trata de una polémica campaña de sensibilización: Homes of the Jungle, mediante la cual nos quieren poner en una tesitura comprometida: “y tú, ¿vivirías en un lugar así?”.

La idea ha sido de los creativos Jason Scott y Joris Philippart, quienes publicaron ofertas como éstas en Airbnb -una conocida plataforma de alquiler- que los retiró en poco tiempo por considerar que no eran aptas para ser habitadas.

Qué curioso, ¿verdad? cientos de miles de personas viven en sitios como estos, o incluso peores, pero una web de alquiler los retira de su plataforma porque no son habitables.

La idea era recaudar fondos mediante los alquileres, los cuales se destinarían a la organización Help Refugees, y de paso, crear conciencia de las infrahumanas condiciones en las que malviven niños, adultos y ancianos, si ello es posible. Aunque no sé yo, se trata de una guerra más y los refugiados son “molestos efectos colaterales” para los vecinos. Lo siento, pero esta campaña no cambiará la pasividad, indiferencia y crueldad de la que hacemos gala los europeos.

Estoy convencida de que la conciencia colectiva permanecerá intacta: fría y turbia, por decenas de años. Y aún así, me quedan ganas de luchar con mi mejor arma: la palabra escrita en Makamo. Ya sabes que tengo una gran confianza en la conciencia individual, en el amor, y fe en el poder de los pequeños gestos. Confío en ti y en mí; y por eso, antes de cerrar este post me uno al manifiesto de Amnistía Internacional #YOACOJO, porque quiero, como tú, que España sea un lugar seguro para las personas refugiadas.

Un poco de esperanza, en medio de tanto cinismo.

Fuente: Control Publicidad y Mirror

NuriaCarbo

Poéticamente correcta. Más espíritu que materia, más emoción que razón, más voluntad que talento. Humana todo el rato. Escribo en Makamo y me gano la vida con la comunicación.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

AVISO: El acceso a este Blog no presupone la adquisición por parte de los usuarios de derecho de propiedad sobre los contenidos que figuran en el mismo. Si deseas republicar parte del contenido, debes solicitar autorización y citar la fuente www.makamo.es. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso y nuestra política de cookies. ACEPTAR