Las mentiras enredan socialmente


Hay que estar ciegos o hacérselo, para no darse cuenta que cada día aumenta más la demanda de información y gracias a la evolución tecnológica, la entrega de esa información es más rápida y en cualquier lado.


Una parte importante de ese flujo de información lo componen las redes sociales. Un mundo en expansión y con inimaginables herramientas para controlar entre 140 (Twitter) y 420 (Facebook) caracteres de cada mensaje.  Pero hay aplicaciones que no se han creado aún, el respeto y la responsabilidad, éstas ya deben ir integradas en el usuario.
La comunidad de las redes sociales debe ser fructí­fera en información y no destructiva en desinformación o rumoreos. Las consecuencias de escribir una información sin fuentes contrastadas y sin aportar pruebas pueden ser nefastas.

Un ejemplo muy reciente. El viernes pasado se generó un bulo en Córdoba que “informaba” que los niños desaparecidos habían sido vistos en un pueblo de Córdoba y que los tenía una novia del padre. Dicho bulo, se difundió, en una gran parte, gracias a las redes sociales. Era tal la desinformación y falta de contraste, que los niños habían aparecido en cuatro pueblos distintos ( me recordaba a aquel juego de niños que se ponían en corro  se decían un mensaje al oído del que tenías al lado, el mensaje final no tenía nada que ver con el mensaje inicial, creo que se llamaba la radio rota). La confirmación oficial, ante la envergadura del bulo no se hizo esperar,  se ratificó  que no habían aparecido y que el padre supuestamente no tenía ninguna otra relación, pidiendo encarecidamente respeto y prudencia. Imaginad el daño que pueden llegar a sufrir los familiares de los desaparecidos. Algunos periodistas se preocuparon ante este tipo de mal uso de las redes, e  incluso dentro del mismo gremio.

Ya seamos periodistas, comunicadores o usuario de las redes, seamos responsables, prudentes y tengamos respeto.
Desde Makamo, nos unimos para pedir un correcto uso de las redes y ética profesional.

Las redes pueden ser una gran herramienta enriquecedora o un gran arma para destruir. En nuestras manos está como utilizarlas.

 

Miguel Angel Rodrigo

Makamo de las Nuevas Tecnologías, Comunicación y Periodismo. Me fascina pervertirme ampliando mis conocimientos en nuevas áreas nacientes. Si no lo sé, lo aprendo. Sediento de información.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterGoogle Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

AVISO: El acceso a este Blog no presupone la adquisición por parte de los usuarios de derecho de propiedad sobre los contenidos que figuran en el mismo. Si deseas republicar parte del contenido, debes solicitar autorización y citar la fuente www.makamo.es. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad