Entrevista a Alberto Cairo, un referente mundial en infografía periodística


La infografía es una disciplina necesaria en los procesos de comunicación de la información, pero su importancia y el gran esfuerzo que implica su elaboración no se llegan a valorar a nivel de consumidor. En una información llena de datos es crucial una buena interpretación de los mismos por parte del usuario, esto se consigue gracias a la labor de los infografistas.

Cairo

En la universidad, tuve el placer de coincidir con Alberto Cairo  a quien considero, entre otros profesionales, un “malofiej” de la infografía por sus trabajos y visiones de esta disciplina. Siempre desde la cercanía y humildad profesional que le caracteriza.

Alberto Cairo es profesor de infografía en  la Universidad de Miami, aunque anteriormente ha estado en otras universidades de Estados Unidos como la de Carolina del Norte y algunas españolas como la Universidad Oberta de Catalunya. Ha trabajado como asesor, consultor  y freelance para medios de comunicación en todo el mundo (The New York Times, National Geographic, The Roanoke Times, El Universal, La Tercera, etc). Paralelamente, también  organiza  seminarios y talleres  para estudiantes y profesionales. Sus experiencias han sido compartidas en numerosos paises como Estados Unidos (Texas, Carolina del Norte, Washington, Nueva York…), España (Madrid, Valencia, Pamplona…), Portugal, Suiza, Brasil, Chile, Perú, Ecuador, Venezuela, Singapur, Corea del Sur, etc. Hasta 2005, Alberto Cairo era jefe de infografía multimedia de elmundo.es (El Mundo, Madrid). Entre 2001 y su marcha del periódico, la sección que Cairo dirigía obtuvo más galardones internacionales (Malofiej, SND, NetMedia), que cualquier otra publicación digital en el mundo. Para poder seguir todos los artículos que Alberto Cairo publica en revistas , así como entrevistas,  presentaciones y reflexiones sobre infografía y diseño periodístico, basta con ver su página web.

Pese a su intensa agenda, nos hizo un hueco a nuestro blog para la realización de esta entrevista.

¿Con qué tres palabras se puede describir el profesional que hay en Alberto Cairo?

La primera sería una combinación de lector-estudiante, ya que, lo que más satisfacción que me da es aprender cosas nuevas, leyendo libros, etc . La segunda sería profesor, porque después de aprender las cosas , lo siguiente que me gusta es comunicarlas, tanto en clases, como en artículos, etc. Y por último la tercera, sería comunicador-diseñador-periodista, que van relacionadas con las dos anteriores.

¿Cuál es su definición particular de Infografía?

Para mí la infografía es una representación visual de información, es decir, no es una ilustración, no es un diseño gráfico de por sí. Es un lenguaje que utiliza herramientas y técnicas que vienen del diseño gráfico, del periodismo, de la estadística, de la cartografía, etc. y cuyo objetivo principal es comunicar información de una forma clara y profunda.

info1 info2

 ¿Qué es lo más importante al enfrentarse a la realización de una de ellas?

Lo principal es asegurarse de la calidad de la información que va a presentar. Puede parecer una tontería, pero es de las cosas más difíciles. Si uno se va a los medios de comunicación que mejores trabajos hacen de infografía, como por ejemplo, Propública en Nueva York, más de la mitad del tiempo de producción se dedica a chequear los datos, ver si la información está correcta, comunicarse con sus fuentes de información, hablar con especialistas, etc. Una vez que consideran que la información es correcta es cuando pasan a comunicarla.

Hemos visto que en sus libros habla de dos formas tradicionales en cuanto a la visualización: la estetizante y la analítica.  ¿Podrías explicárnoslas un poco?

Son dos tradiciones, o más bien, filosofías de trabajo. La estetizante es  una tradición en la que prevalecen los aspectos más estéticos del gráfico, es decir, este se concibe como una forma de rellenar un espacio, de embellecer una página y, sólo de una manera secundaria, se concibe como forma de comunicación. Esto lleva a gráficos que, a veces, son complicados de entender sin necesidad. Si la comunicación es compleja, el gráfico va a ser complejo, pero hay casos en que nos encontramos gráficos demasiado complicados para una información completamente trivial. Un gráfico tiene que ser complejo, pero no demasiado.

Y luego, lo que yo llamo infografía analítica, está más inspirada en la estadística, en la cartografía, en las ciencias cognitivas, etc, y su objetivo es ser fiable, clara, profunda y bonita. No prevalece la estética sobre el contenido informativo. Primero no se piensa en realizar una infografía bonita, todo lo contrario, para empezar hay que preocuparse de hacer una buena estructura comunicativa, de que todo esté bien presentado, de que la infografía tenga una cierta profundidad, para que le lector tenga el contexto de los datos, y es después cuando uno se preocupa de hacer la infografía un poco más bella.

En líneas generales, estas tradiciones se utilizan según qué prioridades se tengan a la hora de realizar un proyecto.

Muchos de los lectores de prensa nos encontramos a diario con diferentes infografías que nos llegan a gustar o no. Pero bajo un criterio más profesional, ¿qué parámetros de evaluación principales cree que debe cumplir una infografía para que sea de calidad?

Lo primero que debe valorar es la calidad de la información, y es más difícil de lo que parece ya que el infografísta debe tener unos conocimientos de estadística, de matemáticas y de cartografía para poder evaluar las informaciones que recibe.

Lo siguiente que debemos evaluar es la elección correcta que han hecho de los gráficos. Se han realizado numerosos estudios para evaluar en qué caso se debe ilustrar una información con unas barras, líneas, mapas, etc y de esos estudios se han elaborado unas reglas flexibles que ayudan a elegir el grafico más adecuado acorde al objetivo informativo. Yo creo que los infografistas de prensa actuales estamos un poco al margen de esa tradición de estudio científica y terminamos utilizando formas gráficas de una forma aleatoria o por predilección de gustos. Si nos gustan las barras, nuestros trabajos estarás más influidos por esos recursos.  Es una cosa que estamos haciendo mal los infografistas y debemos prestar más atención a los estudios realizados.

Por último, una infografía no debe ser simple en exceso. El objetivo de una infografía no es simplificar sino aclarar esa información. A veces, esa aclaración conlleva una simplificación, pero otras conlleva un aumento de información que le muestra al lector. Si se simplifica en exceso, se carga el contexto de la información. Nos interesa buscar un equilibrio entre demasiada simplicidad y demasiada complejidad.

¿A la infografía se le puede denominar arte? ¿Arte funcional?

Depende cómo definamos la palabra arte. Si la definimos como arte plástica caeríamos en un error. ¿Arte funcional? La etiqueta “Arte funcional” yo me la inventé porque en Brasil, a la infografía se le llama arte. En lugar de decir “Vamos a hacer una infografía” dicen “Vamos a hacer una arte”. La infografía no es tanto un arte como un trabajo casi de ingeniería visual de la información, transformar la información en formas gráficas que los lectores puedan entender. Primero hay que conseguir esto último y después preocuparnos de la expresión artística personal del artista (tanto de sus sentimientos como sus ideas a expresar). La infografía no debe tener una prioridad artística sino informativa (funcional).

Viendo tus infografías y las de otros compañeros de profesión, unas de las dudas que nos surgen en cuanto a la realización, es sobre el uso de los datos. De cómo deben ser tratados para poder exponerlos en las infografías sin llegar a agobiar al consumidor y si conlleva a que se tengan que transformar de una forma absoluta o relativa. ¿Existe algún criterio?

Como he explicado, todo se basa en un buen criterio de equilibrio.

A su espalda se cuentan bastantes kilómetros, tanto literales como de experiencia profesional. Contando con esa riqueza de perspectivas. ¿Podría decirme alguna infografía suya que haya sido muy especial para usted? ¿Por qué?

En el Mundo.es  hicimos un trabajo bastante amplio sobre el atentado  del 11M. Fue un gran trabajo en equipo que me llenó de satisfacción. Un trabajo que a día de hoy, considero que no se ha quedado viejo y que sigue pareciendo interesante.

11m1 11m2 11m

¿Cómo ve la trayectoria de los trabajos infográficos en España respecto al mundo? ¿Y desde EEUU como se ven los trabajos?

Yo creo que en la última década la infografía española se ha quedado un poco atrás y eso no es culpa ni de los diseñadores, ni de los periodistas que trabajan en los departamentos sino de la crisis. Se ha dado una crisis muy fuerte, mucha gente salió de los departamentos, no se contrató gente nueva y eso impidió que hubiese una renovación de los perfiles profesionales. Los perfiles de los departamentos de infografías de los medios convencionales (El Mundo, El País, etc)  siguen siendo como en los años 80, principalmente constituidos por diseñadores gráficos. Y hoy en día, para la creación de infografías y visualización se requieren también de otros perfiles, no sólo diseñadores gráficos, sino también programadores, animadores, etc. Mientras que en Estados Unidos sí que se dio la incorporación de esos perfiles, dando como resultado un avance en visualización. A día de hoy, se están dando pasos en ese sentido, como El País, Diario.es, Español.com se ve que ya existen ese tipo de perfiles y van produciendo un trabajo más moderno e interesante.

Usted es profesor de universidad en EEUU. ¿Cómo vé la formación universitaria en esta disciplina en ese país? ¿y qué cree que se debe potenciar más en la formación española?

Ya hay varias universidades estadounidenses que están ofreciendo cursos de visualización de datos, infografía, etc. En el caso de la Universidad de Miami, vamos  incorporando técnicas que provienen de la estadística, cartografía… También hemos creado un Master en Visualización de Datos e Infografía. También la  Universidad de Northeastern de Boston, está creando buenos programas.

En  cuanto a la formación en España, hay algún caso como el Master de El Mundo, que tiene muy buena pinta. Aunque no he investigado profundamente en el tema, en líneas generales, las universidades españolas deben innovar y crear asignaturas nuevas aunque soy consciente de las trabas burocráticas que eso conlleva. Creo que faltan asignaturas de análisis de datos y de estadística, para que los estudiantes de periodismo puedan interpretar los datos. Por otro lado que tanto los estudiantes de  diseño como los de periodismo, aprendan a presentar esos datos de forma textual como visual. El hecho de enseñar infografía y visualización no debe depender de una sola asignatura sino de varias. En la Universidad de Miami, la asignatura de visualización que yo imparto no es la única en este área, la mía se enfoca en cómo presentar los datos visualmente, hay otra de periodismo de datos que está más enfocada a la gestión de base de datos para analizar los números, y por último, asignaturas un poco más especificas como cartografía, infografía online usando javascript.

Muchas Gracias Alberto y esperamos verte pronto por estas tierras.

Todas las imágenes © Alberto Cairo | Web

Miguel Angel Rodrigo

Makamo de las Nuevas Tecnologías, Comunicación y Periodismo. Me fascina pervertirme ampliando mis conocimientos en nuevas áreas nacientes. Si no lo sé, lo aprendo. Sediento de información.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterGoogle Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

AVISO: El acceso a este Blog no presupone la adquisición por parte de los usuarios de derecho de propiedad sobre los contenidos que figuran en el mismo. Si deseas republicar parte del contenido, debes solicitar autorización y citar la fuente www.makamo.es. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso y nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies