Así late la belleza real en los pinceles de Jane Radstrom


Había una vez una americana joven tan fascinada por el meticuloso realismo y la técnica renacentista que decidió estudiar dibujo y pintura. Guiada por su deseo de conseguir dominar la perfección técnica y la magia propia de los artistas del renacimiento eligió la escuela de arte Watts Atelier de California. Después viajó hasta Sarasota para aprender diseño gráfico en el Rindling College de Arte y Diseño, allí se enamoró de la ilustración y… hasta ahora. 

Su nombre es Jane Radstrom y en la actualidad se dedica íntegramente a su faceta de ilustradora, pero antes fue docente durante casi una década en academias y universidades.

Jane dice sobre su motivación para crear:

Soy una parte de la centenaria tradición de artistas que representan la forma humana, pero también quiero que mi arte sea algo diferente y que refleje la época en que vivo”. 

Jane no busca idealizar la belleza sino más bien reflejar la expresión y los matices del lenguaje corporal. Cuando miras con detenimiento una de sus obras, te parece ver a la persona más que a su imagen. En sus retratos el cuerpo parece transparentar de algún modo el alma.

En su última serie, Girls, utiliza técnicas mixta, pastel y superposición fotográfica para proporcionar un movimiento y emoción a sus obras. Nos ha gustado tanto su trabajo que no ha sido fácil seleccionar las imágenes para ilustrar este post (gracias Roma, por echarme una mano!).

Si te quedas con ganas de más, en este link encontrarás la serie completa.

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom

Jane Radstrom
Antes de acabar este post os voy a hacer una confesión. Cada vez que Roma me propone la obra de un artista, pienso que esta mujer tiene poderes… ¡si es que me conoce más que mi madre! Jajaja os lo digo en serio. Yo me pregunto si no tendrá, además de talento para la ilustración, poderes esotérico domésticos… en cualquier caso, si es bruja, es una bruja buena, eso está claro. Ahora, fuera de bromas, admiro a mi querida y generosa compañera (que seguro, seguro, va a reñir por esto, os lo digo… pero bueno, estamos en confianza ¿no?)

Fuente: Roma Gutierrez, Jane Radstrom y La Momo

NuriaCarbo

Poéticamente correcta. Más espíritu que materia, más emoción que razón, más voluntad que talento. Humana todo el rato. Escribo en Makamo y me gano la vida con la comunicación.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle Plus

1 Comments on this post

  1. Me encantan estas superposiciones que, aunque a veces marean un poco, le dan mucho movimiento a la obra.

    enkil / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

AVISO: El acceso a este Blog no presupone la adquisición por parte de los usuarios de derecho de propiedad sobre los contenidos que figuran en el mismo. Si deseas republicar parte del contenido, debes solicitar autorización y citar la fuente www.makamo.es. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso y nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies