Publicidad intencionada


A nivel personal y profesional, considero que la intención con la que hacemos las cosas es mucho más importante que el resultado. Puedes equivocarte o puedes tener éxito, pero si la intención con la que lo has hecho está mal dirigida alguien puede descubrirlo y sacarte los colores.

Para algunas intenciones “insanas” en publicidad son las que tratan de manipular emociones para venderte un producto. Y no me refiero a la publicidad de las ONG’s que al fin y al cabo trata de hacerte consciente de una realidad que no es bueno ignorar. Eso no es manipular, eso es crear conciencia. Es algo muy diferente.

Para ilustrar esto, acudo a las campañas de las navidades pasadas. El periodo navideño es la época del año donde se crea el caldo de cultivo más interesante para lanzar campañas emocionales.

El ultrafamoso spot para la Lotería de Navidad. Una campaña muy alabada por condensar la mayor cantidad de lágrimas por ser humano.

Cuando lo vi por primera vez, pensé… mmmm… algo no cuadra y después entendí porqué se activo mi radar de las intenciones. Si después de secarte las lágrimas lo miras de forma objetiva verás que hay un mensaje oculto que dice “Sí, esto puede llegar a pasar, pero ¡ojo! Por si las moscas no te quedes sin tu décimo de lotería de Navidad, porque puede que no encuentres amigos tan generosos

Es manipulación emocional en toda regla. Una situación que nos toca de cerca, en mayor o menor medida a todos, con un final de cuento de hadas. Exactamente eso, de pura fantasía. No me malinterpretéis, no es que no crea en la generosidad del ser humano, lo que no creo es en la utilización de este tipo de tácticas para un fin puramente comercial. Y esto me deja un sabor de boca mucho más amargo que la campaña del 2013, que al menos, me produjo risa.

Para contrarrestar este mal sabor de boca, me puse a ver el spot de Sainsbury’s, también basado en un hecho real y, chocolates aparte, me pareció delicioso.

No solo por la producción que es maravillosa, también por el mensaje “Somos un hipermercado y vendemos productos. En Navidad lo único que te decimos es que si compras nuestros productos pienses en compartirlos” no se si queda clara la diferencia, puede ser muy sutil, pero para mi es abismal. No te está diciendo que compres el chocolate, te está diciendo que si lo compras, la Navidad es una época estupenda para compartirlo. La diferencia es que Loterías no te dice que compres el décimo para compartirlo, te está diciendo que si no tienes amigos tan generosos te puedes quedar sin el premio.

publicidad intencionada makamo6

publicidad intencionada makamo

publicidad intencionada makamo8
publicidad intencionada makamo5

Como decía Wayne Dyer, en El Poder de la Intención, la intención es una herramienta muy poderosa y los publicitarios y marcas deberíamos de tener la intención de manejarla de una manera socialmente responsable.

Eva Alvarez

Nací, crecí y me he desarrollado en el mundo publicitario. Durante 5 años trabajé como directora general de Contrapunto BBDO y cuando dejé de aprender en ese puesto, creé el laboratorio de innovación Nocturlabio dentro de la misma empresa. Actualmente, tengo mi propia consultora de innovación y dirijo el área creativa en Ketchum. Me motiva pensar que la mierda también puede ser estiércol.

More Posts - Website

3 Comments on this post

  1. Grandísimo artículo!!!

    Miguelophone / Responder
  2. Muchas gracias!

    Eva Alvarez / Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

AVISO: El acceso a este Blog no presupone la adquisición por parte de los usuarios de derecho de propiedad sobre los contenidos que figuran en el mismo. Si deseas republicar parte del contenido, debes solicitar autorización y citar la fuente www.makamo.es. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso y nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies