Saturación cromática y mundos de fantasía en las ilustraciones de Silvia Enriconi


Detrás del seudónimo Goccedicolore se esconde una artista del color cuyo trabajo tiene una fuerza visual poderosa y sorprendente. Sabíamos muy poco de Silvia Enriconi y nos apetecía conocer a la autora de estas ilustraciones en las que destacan dos usos principales de color: el uso icónico, como expresión cromática de un objeto real idealizado por la artista hasta convertirlo en algo mucho más personal; y la saturación expresiva, con la que consigue que viajemos a un mundo interior en las que las emociones se mezclan con la fantasía para que nos perdamos por un rato en la belleza de lo estridente.

goccedicolore-1

goccedicolore-2

goccedicolore-3

goccedicolore-4

goccedicolore-5

Nací en Milán el 29 de de diciembre de 1971, actualmente vivo en Pavía con mi marido, 2 perros y una gata de 18 años. Empecé a dibujar cuando era una niña, transformando la pared de mi habitación y la de mi hermana en auténticos murales. Dibujaba un poco de todo, muchos garabatos y muchos colores, que me sirvieron para dar rienda suelta a la imaginación, así que tan pronto como pude, asistí a la escuela de diseño gráfico, pero sólo estuve dos años seguidos, después pasé otros 2 en la de diseño de moda … del diseño pasé a la pintura como autodidacta, me atraía todo lo que era creativo. Cuando descubrí el microstock y empecé a dibujar con una tableta gráfica, es cuando mi estilo empezó a consolidarse: colores y formas, retratos de mujeres, paisajes y la naturaleza son mis temas preferidos. Me gusta añadir detalles o símbolos. En definitiva, el color y la naturaleza es lo que más me inspira.

goccedicolore-6

goccedicolore-7

goccedicolore-9

goccedicolore-10

goccedicolore-8

Entre los artistas favoritos de Silvia destaca Leonardo da Vinci “además de por su genialidad, por su curiosidad por descubrir nuevas cosas“. La artista mexicana Tamara Lempicka con su colorido y contrastes es otro de los referentes para esta artista italiana, cercana y encantadora.

Cuando era una niña, pensaba que las verdaderas obras de arte eran las obras clásicas, tipo una pintura de Caravaggio o la Piedad de Miguel Ángel, pero luego me di cuenta de que el verdadero arte está en nuestros ojos, no todo el mundo ve la mismas cosas; para mí, un jarrón de colores con unas flores maravillosas dentro y unos pétalos que han caído sobre la mesa, eso es arte, mientras que para otros es sólo un jarrón con flores. Así es como empecé a apreciar muchas cosas, muchas obras, especialmente abstractas.

Gracias Silvia por tu amabilidad, te deseamos mucho éxito en el futuro y que todos sus sueños se hagan realidad.

Todas las imágenes © Goccedicolore – Adobe Stock.

Contenido patrocinado por Adobe Stock

 

NuriaCarbo

Poéticamente correcta. Más espíritu que materia, más emoción que razón, más voluntad que talento. Humana todo el rato. Escribo en Makamo y me gano la vida con la comunicación.

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInPinterestGoogle Plus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

AVISO: El acceso a este Blog no presupone la adquisición por parte de los usuarios de derecho de propiedad sobre los contenidos que figuran en el mismo. Si deseas republicar parte del contenido, debes solicitar autorización y citar la fuente www.makamo.es. Para más información, consulta nuestra Política de Privacidad

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando estás aceptando su uso y nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies